viernes, 2 de septiembre de 2011

Go Pro & PPL

Empiezo con esta entrada las dedicadas a mis experiencias de vuelo real y mis videos de Go Pro. El primer post es sobre "la técnica" y "el dispositivo" para en los siguientes meterme directamente en harina.

Primero os presento el "dispositivo", la Go Pro es una cámara portátil pensada para grabar en alta definición (hasta 1920x1080 30 fps) deportes o actividades en el exterior. Tiene una óptica de ojo de pez (entre 130º y 170º de campo de visión) que convierte una humilde Piper PA-28 donde caben dos personas con dificultades en un espacioso monovolumen. Además es más simple que el mecanismo de un chupete y tiene una infinidad de sujeciones que permiten colocarla en casi cualquier aparato que se mueva sin riesgo para su integridad.



En mi caso, junto con la cámara añadí un soporte para trípodes estandard, y la complementé con  un soporte flexible Gorila Pod que va perfecto con la Go Pro ya que permite sujetar la cámara con seguridad a casi cualquier cosa.
El último complemento es cinta de embalar estándar de cualquier anchura, para poder fijar la cámara un poco mejor frente a vibraciones o golpes (sobre todo durante el aterrizaje como veréis en los vídeos).

Una de las partes más complicadas es buscar cual es el lugar adecuado para anclar la cámara. Los vídeos de interior se graban únicamente con la ventosa fijando la cámara a la ventanilla posterior del avión y gracias a la vista de 170 grados, se puede ver parte del exterior y todo lo que sucede en la cabina de un solo vistazo. Lo más difícil es centrar la cámara para que la toma sea más o menos simétrica, dado que la cámara no tiene display esto hay que hacerlo por posición.

Dado que los aviones en los que vuelo son de un club y son compartidos, la mayor dificultad son los videos desde el exterior. Hay que buscar una parte que no sea móvil para evitar daños, que esté lejos de la superficie y que no afecte a los mandos del avión si la cámara se mueve.


Tras un análisis concienzudo, me decidí a colocar la cámara en el gancho de remolque en la cola del avión. Tras un primer vídeo donde la pegaba a la superficie, y con la ayuda de la cinta, conseguí un buen ángulo que permitía ver el avión de punta de plano a punta de plano y una buena perspectiva de lo que venía por delante y lo que tenía a los lados.

El sistema de fijación es sencillo y hasta el momento efectivo, la única pega es que dado que el escape del avión está por su parte inferior hay que lavar el plástico de protección de la cámara después de cada vuelo para quitar una pequeña película de aceite/combustible de los restos del escape.

Y los vídeos más que resultones. El siguiente post será el primero ;)

3 comentarios:

  1. Supongo que sabrás que GoPro vende una pantalla LCD por setenta y pico euros que ahorra muchos intentos de lograr un encuadre aceptable.

    ResponderEliminar
  2. Tenemos que hacer una comunidad de aerotrastornados con GoPro.
    Una cámara muy resultona, a mi me ha proporcionado unas vacaciones fantásticas. Aunque tengo menos problemas para instalarla porque la cometa es mía.
    Vi que venden tambien una pelicula protectora para la lente. Previene sobre todo arañazos, ¿Con qué lavas la carcasa? ¿Has tenido problemas de condensación?

    ResponderEliminar
  3. @freakyman, efectivamente, pero no se si esto es utilizable dentro de la carcasa de plástico? De todos modos viendo la posición y con un par de pruebas no quedan mal...

    @Roberto Plà pues si! Podemos hacer un grupo de google!! En una cometa a mi me daría más miedo que el avión. Lo de la película protectora lo veré, la carcasa la lavo con agua y jabón y la dejo secar bien. Nunca me ha condensado, pero solo he probado en verano y Madrid que es más bien seco y cálido

    ResponderEliminar