lunes, 29 de octubre de 2012

El aterrizaje perfecto


La mayoria de las veces que pongo por aqui un aterrizaje suele ser porque ha pasado algo: O bien el piloto ha cometido alguna burrada, o bien hay una componente de viento cruzado brutal o bien directamente todos los santos han bajado al mismo tiempo del cielo para sujetar ese ala que estaba a punto de rascar la pista.

Esta vez no. Esta vez el video que os traigo es una muestra de como se aterrizan con total suavidad las 180 toneladas de un A330.



Hay varias cosas en las que fijarse y estoy seguro de que querras ver el video un par de veces mas. Lo primero, cuando comienza el video, la tasa de descenso es completamente estable y suave. No da la sensación ni de que el avión se esté desplomando (lo que sucedería, por ejemplo, si el ángulo de ataque fuera demasiado elevado) ni de que vaya a quedarse flotando eternamente sobre la pista, lo que indicaria que lleva mas velocidad de la debida. Pero vale, esto es una sensacion.

El punto de toque, perfecto. Ni demasiado lejos del comienzo de pista ni tan cerca del paso de cebra que una pequeña tubulencia pudiera hacerle caer fuera.

La recogida. Extremadamente suave y en su justa medida: el avíon detiene su tasa de descenso sin llegar a ganar ni un pie de altura (como podría pasar en caso de que fuera a hacer un globo). Y el avión está ya en efecto suelo.

El toque del boguie. Tambien increiblemente suave y sólamente con las ruedas traseras. No es la típica toma en la que todo el tren toma al mismo tiempo. Si lo piensas, eso quiere decir que aunque el avión está en el suelo en realidad sigue volando. Las alas siguen sustentando al avión que empieza lentamente a decelerar sobre la pista.

Cuando todo el tren toca la pista perdemos el plano del avión completo, aunque sabemos que sigue con la nariz arriba, con un ángulo de ataque que le permite, ya en el suelo, generar sólo con la superficie de sus alas una gran resistencia al aire para seguir frenando sin hacer prácticamente nada mas.

Cuando volvemos a tener al A330 completo a la vista vemos que ha desplegado los aerofrenos para seguir reduciendo su velocidad sólamente con elementos aerodinámicos: ¡el piloto ni siquiera ha desplegado las reversas!

Tal vez todos los dias se produzcan muchos aterrizajes como este, pero en este caso apuesto a que los pasajeros que llegaban a Manchester desde Philadelphia tuvieron que mirar por la ventanilla para asegurarse no ya de que estaban en el suelo, sino que el avión se habia detenido.

El video de Simon Lowe que tiene un gran historial de videos aerotrastornados. El enlace lo vi en Airpigz


Tambien publicado en www.aerotrastornados.com



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada