viernes, 15 de febrero de 2008

A lo que lleva el no saber en que gastar el dinero



Leo en aire.org:

Al-Waleed bin Talal bin Abdul Aziz Al-Saud, príncipe saudí, ha ordenado darle una capa de pan de oro a un Airbus A380 recientemente adquirido. Ya se gasto 215 millones de euros en el avión y ahora invertirá 90 millones de libras más para adaptarlo a sus gustos extravagantes.

Recubrir el avión con una capa de oro costará unos 40 millones de euros, además quiere instalar a bordo un comedor para catorce personas con cortinas que imiten las carpas del desierto, así como una sauna con jacuzzi. El baño estará provisto de sensores de forma que el agua no se desborde si el avión atraviesa una zona de turbulencias.

Los invitados del príncipe tendrán dormitorio con su propio cuarto de baño. En el piso superior se instalara un cine con asientos del color de las dunas del desierto, un gimnasio y varios dormitorios más.

El propio dormitorio del principe, el más lujoso, tendrá en el centro una cama enorme adornada con colgaduras de seda que imitarán una tienda de beduinos.



Original en La Vanguardia

 

1 comentario: