jueves, 24 de junio de 2010

Visita de aerotrastornados a La Muñoza

El pasado viernes tuve la suerte de asistir junto con otros cuantos aerotrastornados a una visita guiada por la Base de Mantenimiento de Iberia situada en La Muñoza. La invitación partió de Iberia como parte de su estrategia de comunicación.

Fué un autentico placer desvirtualizar a las personas que están tras algunos de los blogs que sigo desde hace mucho tiempo (y el orgullo de que algunos, incluso, me siguieran a mi). Lydia de Juan de la Cuerva, Roberto de Lo Marraco, Joan de Landing Short, Angel de Surcando los cielos, Jose Manuel de Sandglass Patrol y Wicho y Nacho por parte de microsiervos entre otros. Lamento no recordar a todos pero al final uno se acuerda de con quien se ha ido a comer.

La reunion inicial tuvo lugar en la finca de la Muñoza donde tomamos un desayuno mientras charlábamos en una terraza con vistas a la 33L: el sueño de cualquier spotter. Tambien pudimos ver una exposición sobre la historia de Iberia y algunos objetos como la sección de una rueda de B747 con el sistema de frenado completo realizado por los propios trabajadores de la empresa.


El siguiente paso de la visita fué a la planta de motores donde una ingeniera -entusiasmada de su trabajo, casi tan aerotrastornada como nosotros- nos mostró todo el proceso desde que un motor entra para cualquier tipo de mantenimiento, revisión o reparación hasta que sale con el sello como apto para volar de nuevo.

Nos contaron como el taller de mantenimiento de La Muñoza no solo lleva el mantenimiento de Iberia, sino tambien el de otro centenar de compañías de todo el mundo. De hecho Iberia representa entre el 30% y 40% de la facturación total. En los últimos años han optimizado los procesos de producción para poder ampliar su capacidad de absorción de trabajo llegando en 2009 a revisar y reparar 208 motores.


Es sorprendente la cantidad de turbinas que había en la enorme nave de mantenimiento y el largo proceso en el cada pieza se desmonta, se limpia cuidadosamente (en una especie de lavavajillas robotizado), se revisa y se decide que hacer con ella en función de su estado: si se vuelve a montar, se sustituye o es reparable. En este taller se realizan los mantenimientos completos de los motores JT8D, -utilizados sobre todo en los MD80-, CFM56 -usados en variantes de B737, A340 y A320- y Rolls Royce RB211 -montados sobre todo en los B757-


Vimos algunas máquinas fantásticas, robots industriales, sistemas de equilibrado, un robot de medición de objetos 3D de altísima precisión y hasta un rellenador de cilindros a base de plasma utliizado para cubrir con un polímero la parte interior de las turbinas y conseguir que el flujo de aire en los álabes sea totalmente uniforme.

Por ultimo, nos llevaron al edificio donde se realizan las pruebas a los motores una vez finalizado su mantenimiento a modo de comprobación final simulando la realidad. Para ello se coloca a los motores un carenado como el de la foto de abajo para simular la tinaja del motor instalado en un avion y se cuelga de un soporte (que a su vez es un enorme dinamómetro) para medir las variables necesarias para su validación: empuje, vibraciones, ruidos, consumo de combustible, etc. durante las distintas fases del vuelo: plena potencia durante despegue, régimen de crucero o ralentí.

Carenado provisional para pruebas de motores


Un motor listo para relizar las comprobaciones finales


Sala de control para las pruebas de motores

Tras esta visita, nos desplazamos al hangar 6, reconocible en muchas fotos por su arco amarillo en la parte superior. Impresiona pasar una puerta y entrar entrar en una estructura tan inmensa, con la cola de un A340 encima de tu cabeza, otro a la derecha y otros cuatro A320 repartidos por ahí


Nos permitieron andar entre los aviones durante un rato (que logicamente, aprovechamos para hacer todas las fotos que pudimos) y finalmente nos permitieron subir a uno de los A320 en el que estaban trabajando.

La zona de pasaje estaba completamente vacía, sin asientos. Curiosa vista. En la cabina estaban probando los sistemas dos técnicos así que tuve la suerte de poder hacer alguna foto de la cabina con lucecitas y que me hicieran otra a mi como segundo .


Tras la visita oficial unos cuantos nos fuimos de comilona con la sana intención de dedicar la tarde al noble arte del planspotting. Aunque la meteo no acompañó demasiado Angel pudo cazar nuevos aparatos para su coleccion, yo mi primer A300, y Ricardo Sanabria de Aire.org nos enseñó algun sitio nuevo de spotting.

Y no me queda por menos que agradecer a Iberia (tambien como @iberia_es en twitter, y facebook) por la visita y el trato recibido. Estoy seguro de que todos los que asistimos estaríamos encantados de repetir en otro evento similar. Y gracias también a Tinkle por la parte que les toca.

He subido parte de las fotos que hice a un álbum en flickr. Tambien lo han hecho Wicho, Nacho y Angel. A Joan se le vió con cámara de video, espero que lo publique por algún lado como testimonio con movimiento.

También han comentado sobre el tema en Sandglass Patrol y Landing Short, incluendo el esperado video.






 

4 comentarios:

  1. Enlazare tu entrada en el blog, ahora que ya la has publicado

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el blog y las fotos a todos y por enseñarnos cosas que normalmente no vemos del mundo de la aviación!!! la verdad que me da mucha envidia (sana)

    ResponderEliminar
  3. Genial poder comer con gente a la que leo.

    Muy buenas fotos!

    Un saludo,
    Manuel

    ResponderEliminar
  4. @ariel Gracias a ti por el comentario, la verdad es que fue toda una experiencia el ver las cosas que normalmente estan por debajo de la cascara :-). Y por supuesto el poner cara a la gente...

    @mguerreiro , ¿eres el presidente de Iberia Virtual en IVAO?. Encantado de saludarte por aqui!

    ResponderEliminar

Comparte con Karmacrazy