martes, 10 de julio de 2012

Visita al Solar Impulse




Esta tarde he tenido la suerte de poder asistir a una pequeña conferencia invitado por Altran (¡gracias!) para conocer mas de cerca Solar Impulse, el avión experimental propulsado únicamente por energia solar de que ya se habló por aquí hace unos dias




La mayor parte de la charla ha corrido a cargo de Christophe Beesau, ingeniero de Altran que lleva colaborando con el proyecto desde 2003. Christophe nos ha estado contando algunas anécdotas interesantes, como por ejemplo que la idea de crear un aerodino que no necesitara combustibles fósiles vino justo tras completar la vuelta al mundo en globo que realizó Bertrand Piccard, uno de los impulsores de este proyecto.






Nos ha estado contando algunos detalles técnicos (no en vano, la charla en la que he estado de tapadillo era para empleados de Altran) sobre la (poca) eficiencia de las células solares que existen en la actualidad, y eso que las utilizadas en el avión son de tecnología propia y mas eficientes que las comerciales. Pero aun así, los 200 m2 de células solares que conforman la parte superior del ala de Solar Impulse apenas proporcionan mas potencia que la disponible en un scooter. Claro que el peso del aparato, teniendo en cuenta que su envergadura es prácticamente la de un B747 es increiblemente pequeño: unos 1600 Kg (como un coche un poco grande) de los cuales casi 400 Kg corresponden a las baterias.



Esta ligereza se ha conseguido gracias a la construcción de todo el aparato con fibra de carbono, lo que en si mismo ha sido un reto ya que no se había construido una estructura de ese tamaño de ese material hasta el momento.

El aparato que ha visitado Madrid es el matriculado HB-SIA, el primero construido y que está sirviendo como banco de pruebas para todas las tecnologías que se están incorporando en el modelo. Existe un segundo Solar Impulse HB-SIB que se está preparando para dar la vuelta al mundo y que incorporará todas las novedades que se están testando. Este segundo modelo es un poco mas grande para obtener una mayor superficie de captación de energía solar.





El perfil de vuelo habitual del Solar Impulse comienza al amanecer (de un dia soleado) en el despegue, cuando utilizando la energía captada directamente mueve sus cuatro hélices para elevarse (velocidad de despegue en torno a los 30Km/h). Mientras puede obtener energia del sol asciende lo mas posible (cuando mas alto, mayor aprovechamiento de la energía solar y menor densidad del aire) hasta nivel de vuelo FL280 (28.000 pies, unos 8 Km de altura). Cuando cae la noche, se reduce en todo lo posible la potencia de los motores para realizar un lentísimo planeo... hasta que vuelve a amanecer y el ciclo comienza de nuevo. Y en cuanto a la ruta, se calcula de forma dinámica en función de todos los parámetros que pueden afectar al vuelo, entre ellos la meteorología -tanto viento como nubes-, o restricciones de control de tráfico.





Detalle del tren de aterrizaje


El objetivo actual del proyecto es dar la vuelta al mundo, probablemente en un plazo de dos años. Se estima que la aventura llevará un total de 3 meses manteniéndose 25 dias en el aire. En estos momento están en estudio todas las variables que pueden influir para el éxito del viaje, empezando por el punto de salida y llegada, tramos, epoca del año y un sinfín de variables

Además de la colaboración que ha tenido hasta el momento Altran, en estos momentos están también implementando un dispositivo denominado SAS (Stabilization Augmentation System) como complemento al piloto automático y que ha sido diseñado especificamente para la vuelta al mundo que intentará el HB-SIB .



Despegue desde Rabat en el vuelo a Madrid


Si tienes interés en visitar el avión, date mucha prisa: el proximo jueves 12 se celebrará un dia de puertas abiertas para que todos los interesados puedan conocer este increible avión.




 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada