lunes, 28 de mayo de 2007

20 años del aterrizaje de una Cessna 172 en la plaza Roja


Hoy se cumplen 20 años del aterrizaje que realizó Mathias Rust con una pequeña Cessna 172 en la plaza roja de Moscú, sorteando todos los sistemas de alerta y detección soviéticos.

Despegó desde Uetersen, próximo a Hamburgo, con rumbo a Estocolmo, pero una vez en el aire puso rumbo Este y desconectó las radios. Los controladores occidentales perdieron contacto con el avión al pasar sobre el mar báltico, por lo que se llegó a organizar una partida de rescate por la que luego se le reclamarían $100.000.

Mientras, Rust continuó su viaje y fue detectado por el control de defensa soviético a las 14:29 y asignado un número de objetivo. Fue seguido por hasta 3 sistemas de misiles pero no se recibió la confirmacion de derribo contra el. Tres años antes se habia producido el derribo del KA007 por parte de los militares soviéticos y seguramente eso provocó el temor de los responsables a que pudiera darse una situacion similar.

Se enviaron a investigar dos interceptadores que le localizaron pero tampoco obtuvieron autorización para derribarle. Los cazas rusos perdieron el contacto con él (se especula que aterrizó en algun lugar) y algun tiempo despues volvió a reaparecer en los radares pero una serie de casualidades le permitió llegar hasta la plaza roja. Su intencion inicial era aterrizar en el Kremlin, pero la falta de espacio le llevó a hacerlo en la plaza roja.

Poco despues del aterrizaje fúe detenido, juzgado, y condenado a 4 años de los que llegó a cumplir aproximadamente uno antes de ser deportado a Alemania.

Los motivos que le llevaron a cometer tal locura fueron el dejar una señal para la paz y el desarme, aunque ahora dice que no lo volvería a hacer.

En la actualidad, tras varios problemas en su vida personal, se dedica a jugar profesionalmente al póker.

Mas informacion en wikipedia y en El Mundo

 

1 comentario:

  1. Una historia muy curiosa, gracias por compartirla y por el video pues me costaba creerla al principio y la motivación del piloto si que me ha sorprendido.

    ResponderEliminar