lunes, 28 de julio de 2014

Controlando la guiñada ... con las puertas!



Es una de esas cosas que había oido durante el curso de PPL, no recuerdo bien si en forma de chascarillo entre alumnos o en comentario de pasillo con algun instructor. En cualquier caso era una de esas cosas que te quedas en la memoria por si acaso algun dia viene bien echar mano de ella.

El problema: en pleno vuelo te quedas, por el motivo que sea, sin mandos de alabeo. Ya es mala suerte, pero bueno, puede pasar. Mas en un avion pequeño en el que una tuerca o un cable mal colocado (¿Comooo?. ¿No hiciste la revision prevuelo correctamente?) puede llevar a ese problema. Obviamente, tienes un problema, pero con el timón de cola puedes manejar el avión lo suficiente como para hacer un aterrizaje con garantías. El avión irá mucho mas perezoso pero no deberias tener demasiados problemas para tomar.

Pero es tu dia de absoluta mala suerte. Y te quedas tambien sin poder usar el timon de cola. Por ejemplo, como le pasó a un conocido, porque un buitre se acercó demasiado y se llevó la parte superior del empenaje completa. Ahora si que tienes un gran problema: puedes controlar el cabeceo mediante la potencia, pero no tienes forma de girar.

¿Está todo perdido?. Dependiendo del tipo de avión, aún no. Si estas volando un modelo en que las puertas se abren como en un coche (es decir, hacia los lados, no hacia arriba) aún puedes usarlas para, abriendo mas o menos, generar la suficiente resistencia como para que el avión gire hacia un lado u otro. Gran idea!

Y como aplicación práctica, que no habia visto nunca, también un instructor puede simular viento lateral por este mismo procedimiento, forzando a que el alumno tenga que corregir la trayectoria de descenso en función de la desviación que le provoca el instructor. Una forma inteligente de entrenamiento, no cabe duda.


El video es de Tuckie ( @Tuckie_JG52), lo vi gracias a algun conocido de facebook... pero ahora no hay forma de encontrarlo de nuevo.


 


1 comentario:

  1. Controlar la guiñada con las puertas no deja de ser la forma de girar con aerofrenos improvisados.

    ResponderEliminar