domingo, 8 de mayo de 2016

La curiosa capacidad de rodadura del B-52



Todos hemos visto unos cuantos aterrizajes con viento cruzado, siempre espectaculares.

La forma habitual de realizar este tipo de tomas, como seguramente casi todos sabréis, consiste en formar un ángulo con respecto a la pista de forma que el sentido de marcha del avión le lleve hacia la pista, aun cuando el morro no apunte en la dirección de la misma.

Una vez el avión toca tierra, el piloto debe hacer girar el avión para orientarlo en el sentido de la pista y continuar la rodadura. Una de las compilaciones de aterrizajes mas conocidas puede servir de ejemplo:



Bien: ayer descubrí gracias a The Avionist que hay un avión en el que no es necesaria la maniobra de «de-crab» (colocar el avión en pista en su rumbo adecuado) tras el aterrizaje: El B-52 «Stratofortress» es capaz de girar todas sus ruedas hasta 20º en ambos sentidos para rodar torcido por la pista.

En el siguiente video, grabado en 2006, se puede ver esta capacidad del venerable bombardero americano:




 


2 comentarios:

  1. Que pasada,soy spotter en Bilbao y desde el aereopuerto de Bilbao, las he tomado con viento sur muy fuerte y de cola y la verdad es que la pericia del piloto es la leche .... espero me toque pasarlas en futuro...jajjaja mi sueño es ser piloto

    ResponderEliminar